Pages Navigation Menu

Cómo competir online en internet. (Ej: Sector formación online)

La tecnología móvil e internet han aportado a un mercado globalizado nuevas oportunidades de negocio, pero es importante tener claro que las oportunidades ya no son ni tan frecuentes ni potencialmente tan rentables como hace unos años. Competir por ganar visibilidad y captar clientes a través del negocio online es cada vez más complicado y costoso.

Internet ha pasado por un curioso proceso, llevamos más o menos utilizando la red unos 25 años de forma generalizada, pero pese a la novedad de este canal de comunicación y venta, las grandes compañías tardaron mucho tiempo en detectar las oportunidades que este canal podía ofrecerles. Eso permitió a pequeñas empresas que se especializaron en internet a entrar a competir en este espacio con pequeñas inversiones. Hoy la situación ha cambiado totalmente, los cambios en hábitos de consumo han fomentado que las grandes empresas se fijen en internet y estén invirtiendo en ella con fuerza y con una estrategia de competencia definida.

Y bien, ¿qué le queda entonces a la pequeña y mediana empresa Española para competir en internet?, veámoslo con un ejemplo práctico sobre la EICS, una escuela especializada en la formación online de cursos y master de enfermería.

Dando por hecho que cualquier empresa debe disponer de un canal de obtención de visitas regulares hacia la página web en la que convertir una visita en un cliente o venta, ¿Cómo puede competir una empresa pequeña con las grandes compañías?¿siguiendo el ejemplo anterior sobre el sector de la formación online, cómo se compite en cualquier sector relacionado con el desarrollo de cursos online cuando practicamente todas las universidades del mundo están ofreciendo sus propios cursos y masters online?.

Los siguientes puntos resumen aquellos aspectos sobre los cuales cualquier PYME debe poner su foco para competir online en un mundo globalizado:

Imagen

Es evidente que la página en la que se ofrecen los servicios debe estar orientada al tipo de público objetivo.  Además, el portal debe facilitar el acceso rápido a la información sobre los servicios que se ofrecen no mareando al usuario con información que no busca. La imagen que se transmite desde la página web es por tanto un pilar esencial para que el resto de factores que comentamos a continuación funcionen. Esto es algo común para todos los negocios online, sean grandes o pequeñas empresas.

Marca y reputación

En internet, la marca y reputación son muy importantes para conseguir que una visita se transforme en un nuevo cliente, del mismo modo que las agencias de marketing buscan viralizar contenidos para atraer a un gran número de visitas, la reputación sobre una marca en internet puede hacer que se multipliquen las ventas o conseguir el efecto contrario. Obtener recomendaciones y buenas palabras por parte de los clientes y usuarios es un objetivo a conseguir por cualquier empresa que quiera competir en internet, pero ojo…esto es válido tanto para las grandes empresas como para la PYME; sin embargo reviste más importancia para la pequeña empresa superespecializada que para la grande, si una PYME pierde reputación en el único servicio que ofrece….puede que no tenga tiempo para recuperarse del golpe.

Experiencia y especialización

Este es quizá uno de los puntos esenciales para poder competir en internet con las grandes empresas más generalistas. Postular una empresa como especialista en un determinado sector demostrando además experiencia, te permite disponer de un plus ante cualquier otra empresa que dice hacer bien todo (ya sabemos aprendiz de mucho, maestro de nada). (*Volviendo al ejemplo de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud, podemos ver cómo esta escuela está altamente especializada en un solo sector, Enfermería, tratando en paralelo solo aspectos relacionados con esta profesión o la salud en general)

Acreditaciones

Como ya vimos en un reciente artículo que hacía referencia a la importancia de las acreditaciones y certificaciones para los cursos online , disponer de cursos y masters que no solo completen tu formación, sino que además te faciliten el acceso a una determinada profesión regulada que exige certificados y acreditaciones homologadas, es fundamental para atraer la atención de los futuros alumnos, no estamos hablando de la gestion de calidad en las empresas (eso está relacionado con la marca y reputación de la que hablamos en epígrafes anteriores) sino del valor añadido que ofrece la obtención de una acreditación oficial para el alumno que ayude a marcar diferencias en el curriculum. La formación online es hoy en día uno de los canales más demandados por todo tipo de profesionales en cualquier sector, son muchas más las ventajas que aporta que los inconvenientes, además gracias a la mejora tecnológica y la apuesta que han realizado las escuelas de formación online por variedad en la formación y contenidos de calidad, la percepción del usuario de este tipo de cursos ha cambiado radicalmente. Sí, todo esto está muy bien, pero si además se oferta un curso certificado por organismos públicos o universidades, tanto mejor.